Es uno de los parques más pequeños en cuanto a extensión y sin lugar a dudas el que menos colas he tenido que realizar. Estuve en julio de este año y como máximo podías encontrar 10 personas delante de ti. El parque está ambientado en los estudios cinematográficos en la entrada, y el resto del parque es un monográfico de Marvel. Incluso toda una zona es una reproducción de la ciudad de Gotham City, habiendo hasta tres atracciones con el nombre de Batman.

La atracción reina es la situada en el centro de parque, una elevadísima torre donde te lanzan hacia abajo. La gracia es la vista tan impresionante que hay desde arriba, puesto que este parque se encuentra en una zona alejada de Madrid, prácticamente es un desierto. La sensación de estar en Las Vegas es total.

El resto de atracciones son las típicas de un parque, con unas atracciones de agua potentes, demasiadas montañas rusas (tenían que competir con el Parque de Atracciones de Madrid) y una atracción bastante original de mareo.

Los espectáculos resultaron entretenidos y de buena factura, aunque la ambientación en la calle fue casi inexistente. En general, un buen parque, sin grandes pretensiones pero sin defectos.

  • Accesibilidad: 4 Situado a 40 kilómetros de Madrid, con un tren que llega gracias a una lanzadera. Dependiendo de las horas el trayecto puede llegar hasta hora y media desde Atocha.
  • Ambientación: 7  Todo tematizado con el cine o con los cómics, pero es una pena que los alrededores sean un desierto.
  • Duración: 5 Muchas montañas rusas de recorrido cortísimo, y únicamente dos grandes espectáculos.
  • Valoración general: 6 Un parque muy correcto, pero que necesita más inversión para ser temático y no un simple parque de atracciones.
  Lo visité el 1 de julio del año 2006. Fue bastante sorprendente encontrarse un parque casi vacío.