Se encuentra en el mismo centro de Orlando, todo un clásico entre el boca a boca, y ciertamente con razón de peso. Es un parque atípico, más enfocado para amantes de la naturaleza que para aquellos que buscan emociones fuertes. Los espectáculos con animales marinos rozan la perfección y la espectacularidad; se pueden presenciar muchas composicones musicales con acrobacias de personas, animales...   Se pueden acariciar a los delfines, tiburones y otros animales, incluso se puede nadar con ellos. Existen varias montañas rusas, pero únicamente sirven como relleno. La atracción en movimiento más original es Atlantis, en la que un paseo en barca se transforma en una divertida montaña rusa sin cambiar de asiento.

Aunque las tiendas no tienen el encanto Disney, el parque se hace muy ameno. Los jardines y la ambientación son suficiente reclamo como para pasar un día muy ameno.

 

Cenando junto los tiburones

  • Accesibilidad: 10 Situado en la zona más céntrica de Orlando. Se encuentra cerca de cualquier hotel.
  • Ambientación: 6  Bellos jardines y la necesidad de usar muy bien el mapa para no perderse los espectáculos.
  • Duración: 8 Prohibido perderse los espectáculos con animales.  Las atracciones en movimiento están bien pero no matan. El restaurante de tiburones es imprescindible. Por menos de lo que vale la entrada al acuario de Barcelona se podrá ver 100 veces más tiburones y además comer.
  • Valoración general: 7 Totalmente recomendado para los amantes de los animales y las filmaciones caseras.
  Lo visité en el año 2007. Un día entero sin perderme ninguna atracción fundamental.