KILOS Y GRAMOS

Un día encontré una báscula de precisión y me pasé un buen rato pesando objetos variopintos; es muy curioso el poco valor o importancia que le damos al peso de aquellos objetos que no compramos en un supermercado. A partir de aquí me pareció muy interesante y sobretodo entretenido jugar y conocer el peso de las cosas que nos envuelve, y  para ello este juego combina los objetos más absurdos y desconocidos con otros que deberían de ser más populares. 

En el fondo es un juego de cartas bien simple, donde la gracia está en sus variados juegos.  Hay 120 cartas, 47 tarjetas de juegos, un tablero, centenares de objetos dispuestos a ser pesados, puntos, balanzas...  todo esto hace que sea uno de mis juegos con mayor volumen.